Casquería…Comentarios y receta: higaditos de pollo a mi manera 

Ok, puedo aceptar que esto no sea algo que te entre a primera vista por el ojo….  No te cautiva eso de comer visceras, parece que no suena del todo bien… Entendido! pero déjame contarte algunas cositas sobre el plato que te he preparado y ya decides sobre los higaditos de pollo ok?

Solo dame un minuto: Sabes las propiedades beneficiosas que te aporta este plato? Un aporte nutricional bárbaro y eso además del precio que tiene, súper barato (con dos euros tienes plato “pa rato”…..) Atent@!!!! Te comentaré algunos de sus beneficios, no todos porque al investigar en internet la lista era innumerable)…. Son ricos en:

  • Vitamina A, (cuida nuestros ojos y nuestro sistema inmunológico)
  • Vitaminas del grupo B: de este grupo podríamos comentar muchísimas pero destacar la B 12 ( buenísima para la sangre y las personas que sufran anemia) y la B2 buena para la piel (si sufres escamaciones de la piel o erupciones, y para las migrañas o el insomnio) B6 (diabetes, depresión o asma)
  • Alto contenido de Hierro esencial para la formación de hemoglobina y transportar el oxígeno.
  • Vitamina k – muy rico en esta vitamina buena para la coagulación de la sangre y metabolismo de los huesos
  • Ácido folico – para embarazadas va genial

Bueno, espero que a estas alturas del post ya te haya convencido en dar una oportunidad a mi receta, y ten por seguro que si la pruebas alucinarás con la salsita y remojaras pan seguro… Pero por favor ve dejando el trigo! Moja con un buen pan casero

Ingredientes

📌 medio kilo de higaditos de pollo (1,67 euros en carrefour- más barato imposible)

📌 una cebolla entera

📌 tres ajos

📌un pimiento verde

📌dos tomates de pera

📌 1 copa de vino blanco

📌 medio litro  de Caldo de pollo

📌 dos clavos de olor

📌 1/3 vaso de aceite de oliva

📌 sal marina en escama

📌pimienta molida


Procedimiento
1. Picar la cebolla, pimiento, ajos y tomates y hacer un sofrito. Pasar por la batidora y reservar


2. En la misma cazuela sofreír los higaditos levemente, solo vuelta y vuelta y añadir la salsa del sofrito que teníamos reservada, el caldo casero, el vino blanco y los clavos de olor. Salpimentar y dejar a fuego medio hasta que se haya consumido bastante líquido quedando una salsa espesita.

Y disfrutar cuidándonos!

ANÍMATE A COMENTAR!